Antídoto para el aburrimiento…

 

 

 

Antídoto para el aburrimiento es la acción entusiasmante del servicio. Un aburrido no es quien puede, sino quien quiere.