Pedir perdón no es tan difícil

 

 

 

Pedir perdón no es tan difícil; hacer a un lado el orgullo sí lo es.