Las manos de los abogados

 

 

 

Los abogados sólo meten las manos en los bolsillos cuando tienen frío.