El buen abogado

 

 

 

Ser buen abogado no significa ser justo, sino ser buen amigo pasajero de tu cliente.